3 de enero de 2016

Después del 20D la Navidad y la rebelión de los coñazos.

Ya pasaron las elecciones y desde el dia 21-D nadie sabe nada de nadie, donde esta Marrano Rajao, ni que va a pasar en este país.

Marrano después de unos resultados infames que lo dejan finalmente con 119 escaños en el congreso y 4 perdidos no se sabe donde ... no tiene ni fuerza moral ni política para poder negociar con nadie. Sus acólitos están intentando dinamitar el PSOE para ver si la gorda andaluza consigue su puesto en la política nacional como ansia , sin despeinarse ni ganar una sola votación... pero por mucho que lo intenten lo que ha quedado patente es que el cambio ya si que es solo cuestión de tiempo y que éste no corre a favor de PP o PSOE salvo nuevo pucherazo en esta legislatura.

El voto urbano, el voto del profesional, el voto del universitario, el voto joven, es decir... el voto de los que merecen un país mejor y salir de esta crisis, se va a Podemos y a Ciudadanos, también a IU y algún otro partido que a nivel nacional tienen votos pero no representación en detrimento de las fuerzas mayoritarias o nacionalistas favorecidas por el pucherazo institucional que es la ley electoral española.

Se aproxima una segunda transición, cada vez quedan menos vestigios y menos gente que haya vivido en el régimen dictatorial anterior, que valoren a la corona con algún intangible y  que idolatren una transición fallida que ya no vale...

Necesitamos un nuevo encaje, nuevas normas de convivencia para afrontar el futuro como un pueblo unido, como un grupo de nacionalidades con un proyecto común, y un pasado diverso... en fin... hay que acabar con los vestigios del régimen de Franco, limpiar la democracia de anacronismos como la Corona y regenerar los partidos que tocaron poder... a partir de ahí un nuevo futuro se abre ante nosotros, quien sabe si después de unas nuevas elecciones en Mayo cuando los inoperantes PP y PSOE terminen de demostrarnos que España les importa un carajo, poco mas o menos lo mismo que al rey que bastante ocupado esta en no ir al trullo por sus chanchullos, los de su padre, cuñao y hermanas.