20 de febrero de 2012

La patata...

Pues con estupor he leido este articulo en EL MUNDO, en el que se pone de manifiesto que muchas de las patatas que se consumen en España son de una calidad mala, y que son subproductos y restos de las patatas que nosotros mismos vendemos a otros paises por su buena calidad.

Es triste que no sepamos ni distinguir lo nuestros y que nos den gato por liebre siempre que se pueda, en este caso, el caso de la patata... es extrapolable a la politica de los ultimos meses en España, donde a cada golpe, nos dan una patatita... para contentar a no se sabe que publico.

Si reforman el estatuto de los trabajadores salvajamente, luego a los directores de las empresas publicas o los ponen en la calle o les bajan el sueldo. Si nos suben el irpf a todos, a los funcionarios les vuelven a tocar y de paso a los banqueros intervenidos les reducen las remunercaciones.

A cada medida impopular le sucede una bicoca... es como cuando le das la medicina a un niño, primero se la enchufas y luego le das un caramelito... pero el resultado es que la medicina se la has metido hasta el eje, y el pataleo no ha servido de nada...

En fin señores, no se dejen tomar el pelo, y del mismo modo que nadie debería comprar patatas "lavadas" en el super, es momento de no comprar Arena en el Sur.