10 de febrero de 2012

De vez en cuando un rayo de sol

Desde ayer se vislumbra la luz al final de tunel. El fin de los pijiprogres que se creen que en este pais pueden hacer lo que quieran, saltarse a la torera las leyes siempre justificados en un fin superior... luchar contra la corrupción (de los que no son de su cuerda), la tiranía (de los dictadores que ellos consideran poco afines) y el buen rollismo universal.

Su máximo representante, el Juez Baltasar Garzón, que se creía con derechos de andar juzgando dicataduras en sudamerica, delitos contra la humanidad etc... con mis impuestos, dio una vuelta de tuerca mas, y quiso participar en la campaña electoral pasada apoyando causas contra la corrupción de Gurtel y el franquismo...

Lo primero estaría muy bien si para sacar la información necesaria no hubiera pasado todos los limites del estado de derecho y actuado como un juez en estado bananero. Basicamente por lo que lo han inhabilitado.

Lo segundo ya huele, puesto que este mismo juez, desestimo la causa similar por los crímenes de Paracuellos, os adjunto el relato del MARCA del asesinato de un futbolista del Real Madrid y su persecución por la checa de Madrid... pero bueno, a día de hoy las victimas de uno y otro lado no son iguales, unas tienen que ser resarcidas, y las otras eran unos asesinos que se merecían lo que los rusos y rojos les aplicaron.

Me alegro que Baltasar haya caído en la primera causa, espero que en las que tiene pendientes se le juzgue con las garantias procesales que el niega, y que el resultado sea el que en justicia tiene que producirse.

Y también espero que sea un aviso a navegantes, de que a partir de ahora la justicia empieza a ser un poco más igual para todos, y esperemos que para Iñaki Urdangarín y la Infanta también sea igual.

La pataleta de los pijiprogres y los sectarios de la izquierda es la mejor demostración de que la sentencia ha sido correcta.